La hipotermia es el descenso involuntario de la temperatura corporal inferior a 35°C por exposición al frío.

Una persona puede tener hipotermia en un ambiente exterior cálido. Numerosos casos se producen en ambientes interiores con temperatura muy baja y falta de calefacción.

 




Signos y síntomas

  • Piel fría, pálida, seca.
  • Temblor incontrolable.
  • Cianosis o coloración azulada de la piel.
  • Cambios en el comportamiento de la persona (confusión, desorientación, irritación).
  • Rigidez en brazos y piernas.
  • Alteraciones de la conciencia.
  • Caminar de forma inestable y torpe.
  • Bradipnea, respiración lenta.
  • Bradicardia, pulso débil y lento.
  • Temperatura corporal inferior a 35°C.

 

 

 

Que hacer

 

 

Conserve la calma y asegure el entorno, aplicando PAS.

Valore nivel de conciencia de la víctima.

Llame al 131 lo antes posible o pida que alguien más lo haga.

Observe si respira. Si no respira o su respiración es ineficaz (boqueos, escaso movimiento torácico), inicie maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Retire a la víctima a un ambiente seco y caliente.

Si tiene ropas mojadas o muy frías, cámbielas por secas y calientes.

Tape la cabeza de la víctima con un gorro o toalla. Tape con mantas, primero el tórax y luego piernas y brazos.

Tome la temperatura.

Mueva a la víctima con cuidado, pues los movimientos bruscos pueden desencadenar problemas cardíacos.

Intente el calentamiento externo, sumergiéndola en agua tibia, acercándola a una fuente de calor, pero siempre de forma gradual.

Si está consciente y orientada, administre líquidos calientes con azúcar. Si la respiración es muy débil y el pulso no palpable, esté preparado por si fuese necesario iniciar una Reanimación cardiopulmonar.

Asegure su reposo en una posición recogida de brazos y piernas.

Reevalúe de manera continúa el estado general de la víctima y esté atento a los cambios en el nivel de conciencia y respiración.

Últimas entradas de Paula Rojas H (ver todo)