Primeros Auxilios y RCP

Un grupo de médicos estadounidenses descubrieron que la canción de los Bee Gees, ‘Stayin’ Alive’, aportaría el ritmo ideal que se debe seguir mientras se realizan compresiones de pecho, como parte de la resucitación cardiopulmonar a una víctima de infarto.

La Asociación Estadounidense del Corazón, American Heart Association (AHA), recomienda la realización de las compresiones a un ritmo de 100 por minuto durante una resucitación cardiopulmonar (RCP). El éxito de 1977, ‘Stayin’ Alive’, coincide casi perfectamente con ese ritmo, con 103 pulsos por minuto.

El estudio, que se realizó en base a un grupo de estudiantes de medicina, concluyó que el porcentaje de compresiones adecuadas entre los 100 y los 120 pulsos por minuto, eran significativamente más altos, en aquellos grupos, que llevaron a cabo la reanimación cardiopulmonar, mientras escuchaban música.

La RCP es una técnica que permite salvar vidas y que consiste en la compresión del pecho, sola o acompañada, por la respiración boca a boca. Se utiliza en emergencias como infartos, en los cuales las personas dejan de respirar o se detienen sus latidos cardíacos.

En el lugar de estudios, trabajo y hogar, usted puede realizar la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP), a una persona que esté pasando por un (PCR), paro cardiorrespiratorio, usando solo las manos, para ganar tiempo, mientras llega el servicio de emergencia y personal de salud. Al realizar RCP, se pueden triplicar las tasas de supervivencia de las víctimas.

PRIMEROS AUXILIOS y RCP

Si ve que una persona ha perdido el conocimiento, usted debe:

Despejar el área de todo peligro y proteger a la víctima, aplicando PAS, proteger, avisar y socorrer.

Valorar estado de consciencia, sacudiendo a la persona por los hombros, preguntando si se encuentra bien y pedir ayuda.

Si no responde al estímulo, mueva su cabeza hacia atrás, aplicando maniobra frente mentón e incline su oído para mirar, escuchar y sentir respiración (MES), observando movimientos ascendentes y descendentes del tórax.

Si no respira, llame al 131 o pida que alguien más lo haga. Active servicios de emergencia, solicite un (DEA), desfibrilador externo automático y ubicándose a un lado, inicie compresiones torácicas.

Si respira, no inicie compresiones torácicas, mantenga vía aérea permeable con maniobra frente mentón y coloque en posición lateral de seguridad (PLS), hasta que llegue la ambulancia y personal de salud.

Retire la ropa del accidentado y ubique el talón de su mano dominante, en el centro del pecho, en el esternón, a la altura de la línea mamilar, dos dedos arriba del apéndice xifoides. Coloque el talón de la otra mano por encima de la primera, entrecruce los dedos y los brazos rectos.

Realice 100 compresiones por minuto, a una profundidad de 5 cms, al ritmo de la canción ‘Stayin’ Alive’ u otra que haya elegido para practicar, hasta que llegue personal de salud.

En la playlist, Música RCP, hay una variedad de canciones con las cuales puede practicar reanimación cardiopulmonar.