El agua representa aproximadamente el 50 – 60% del peso total dé un adulto joven y sano. Este compuesto es el más abundante del cuerpo.

Los líquidos corporales se distribuyen en compartimentos:

El Líquido Intracelular o LIC.: representa aprox. 33 – 40% peso corporal.

El Líquido Extracelular o L.E.C.: son aquellos que se sitúan fuera de la célula y se dividen en 2 componentes:

El Líquido Intersticial o L.I.S., representando aproximadamente el 10% del peso corporal.

El Líquido Intravascular o L.I.V., está formado por la parte líquida de la sangre llamada Plasma, constituye algo más de la mitad del volumen total de ésta. (Representa un 4% del peso corporal).

Un cuerpo normal mantiene un equilibrio hídrico, esto significa que el volumen del L.I.C., L.I.S. y del plasma se mantienen relativamente constantes.

Los líquidos que circulan por el organismo están compuestos por electrolitos, minerales y células.

Un electrolito es un elemento que al estar disuelto en agua se disocia y es capaz de transmitir corriente eléctrica. Los electrolitos son imprescindibles para muchas funciones orgánicas, ejemplo: funcionalismo neuromuscular y equilibrio ácido básico.

Los minerales, ingeridos en forma de compuestos, ayudan a regular numerosas funciones corporales, formando parte de tejidos y líquidos del organismo. Los minerales actúan como catalizadores de la respuesta nerviosa, de la contracción muscular y del metabolismo de los nutrientes, además regulan el equilibrio electrolítico y la producción de hormonas.

Las células, son las unidades funcionales básicas de todos los tejidos vivos.

Factores que influyen en el volumen de los líquidos corporales

  • La superficie corporal: cuanto más pesa una persona, más agua contiene el cuerpo, con excepción de la grasa, la que casi carece de agua, es decir, mientras más grasa hay en el cuerpo, menor es el contenido de agua por unidad de peso.
  • La edad: los lactantes tienen más agua en comparación con el peso corporal de los adultos. La edad y el contenido de agua son inversamente proporcionales.
  • El sexo: la mujer tiene ligeramente menos agua por unidad de peso que el hombre, porque está constituida por un porcentaje de grasa levemente mayor.

Principales factores que modifican la distribución de los líquidos corporales

  • La concentración de electrolitos en el E.C.: actúan sobre el intercambio de agua entre los compartimentos líquidos del cuerpo, donde va el Na+ va el agua.
  • La presión sanguínea capilar: es una fuerza impulsara de agua, hace salir los líquidos desde los capilares al L.I.S., por lo tanto, un aumento en la presión capilar transfiere líquidos desde la sangre al L.I.S. (Aparece el edema intersticial).
  • La concentración de proteínas: producen el efecto opuesto, ya que retienen el agua en la sangre y la atraen desde el L.I.S.

Ingresos

El organismo obtiene agua y electrolitos de diversas formas. Cuando está sano, los recibe de:

a) Los alimentos que consume.
b) Las bebidas que ingiere.
c) El agua producida del catabolismo de los alimentos, se conoce como agua endógena.

Se considera aproximadamente 300cc producidos diariamente por la oxidación de los alimentos (único factor constante de los ingresos).

Un adulto sano requiere aproximadamente 2.600cc de líquidos, 1.300cc ingesta y 1000cc de los alimentos.

Dentro de los líquidos administrados por vía parenteral se consideran

Los administrados por vía endovenosa como sueros, hemoderivados, expansores plasmáticos, medicamentos y nutriciones parenterales.

Egresos

Las fuentes de excreción de agua son la orina, el sudor, las secreciones gastrointestinales y vapor en el aire espirado.

Las pérdidas por evaporación de manera continua y pasiva a través de la piel y los pulmones se denominan pérdidas insensibles.

Son reguladas por la temperatura, se estima que la fiebre incrementa estas pérdidas en 12% por cada °C de aumento de temperatura; las pérdidas fecales también pertenecen a este grupo. 

Pérdidas sensibles: la renal es la principal vía de pérdidas hídricas, es además la única ruta a través de la cual se puede controlar el volumen y la composición de los compartimientos corporales. El riñón, a través de una serie de mecanismos es capaz de ajustar el volumen urinario y la excreción urinaria de electrolitos dentro de un límite amplio manteniendo así la homeostasis. Las pérdidas por heces solo tienen significado cuando hay diarrea.

Pérdidas insensibles: es la pérdida de agua por evaporación en forma no visible, ocurre en todas las personas en forma continua.

Se calcula aproximadamente en un adulto en 800cc en 24 horas.

Esta pérdida se produce a través de la superficie cutánea o piel ( 400 cc aprox.) y además los pulmones (400 cc aprox.) como vapor de agua durante la respiración.

La pérdida de agua insensible o sudoración insensible a través de la piel y los pulmones se puede calcular exactamente según la superficie corporal del individuo, aplicando la siguiente fórmula:

0,5cc x kilos del pacte. x hora. (factor constante para todos los pacientes).

 

Los Riñones

El cuerpo mantiene el equilibrio hídrico fundamentalmente modificando el volumen de orina excretada, para adaptarse al volumen de líquidos ingresados.

El control de volumen de orina está modulado por algunos mensajeros químicos presentes en la sangre como: la hormona antidiurética o ADH que disminuye la cantidad de orina excretada, la aldosterona que aumenta la reabsorción de agua a nivel de los túbulos renales, la hormona natriurética auricular o HNA segregada por la pared auricular del corazón con efecto opuesto a la aldosterona, es decir, elimina más sodio y agua.

En consecuencia, los riñones participan en la homeostasis regulando el volumen y osmolalidad del L.E.C., la concentración de electrolitos en el L.E.C. y la excreción de desechos metabólicos y sustancias tóxicas.

La función renal disminuye conforme avanza la edad, resultando evidente el aumento de trastornos hidroelectrolíticos múltiples en los ancianos.

 

 

Deposiciones

A pesar de que circulan unos 8 litros de líquidos por día en dicho sistema, se reabsorbe una buena parte de éstos en el intestino delgado, eliminándose en deposiciones aproximadamente entre 100 – 200cc al día(varían en cada persona ).

En cuadros patológicos la capacidad de reabsorción se altera produciendo diarreas, que aumentan las pérdidas.

Según la consistencia de éstas, se considera aproximadamente:

Deposiciones líquidas : 100 % del volumen.

Deposiciones semi-líquidas : 50% del volumen.

Deposiciones sólidas : 1/3 del volumen total.

Pérdidas Extraordinarias

Sudoración

La pérdida de agua a través de la piel, se regula mediante el sistema simpático, estimulando las glándulas sudoríparas. Estas pérdidas pueden ser insensibles y sensibles.

Estas últimas se consideran pérdidas extraordinarias y se producen por el exceso de sudoración, siendo percibidas por el paciente o enfermero.

Se asocia a estados de aumento en la actividad metabólica como fiebre, ejercicio etc..

Sudoración leve aproximadamente : l0 cc x hora.

Sudoración moderada : 20cc x hora.

Sudoración profusa : 40cc x hora.

Temperatura elevada o fiebre:

Si la temperatura axilar está por sobre 37ºC, se pierde:

Por cada grado 6cc da agua en una hora.

Respiración

El incremento de la frecuencia y profundidad del patrón respiratorio, representan pérdidas extraordinarias y se asocian con procesos anormales como: patologías respiratorias, dolor, ansiedad, presencia de sistemas de oxigenoterapia, etc.

Se ha establecido que si la frecuencia respiratoria es mayor de 20 por minuto se pierde:

1 cc de agua por cada respiración por hora.

Ejemplo: un paciente con polipnea de 30 r/minuto, en una hora pierde 10 cc de agua.

Cirugías

El acto quirúrgico implica la exposición de mucosas, órganos y/o cavidades del organismo al ambiente, produciendo grandes pérdidas de calor como vapor de agua Por otro lado, existen pérdidas de fluidos corporales como sangre, exudados etc.

Las pérdidas son variables y dependen de: la extensión de la incisión, de la cantidad de vísceras u órganos expuestos y de tiempo de exposición.

Se calculan aproximadamente:

De 100 a 200 cc en cirugías menores.

De 400 a 600 cc en cirugías mayores.

Pérdidas Digestivas

Otros factores que participan en las pérdidas de líquidos a través del sistema digestivo son: los vómitos, pérdidas por fístulas , colostomias, ileostomías, drenajes, sondas nasogástricas, yeyunales, sonda Kher etc.).

Sangramientos

Drenajes: hemosuc, paracentesis, toracocentesis, cardiocentesis, drenajes intracraneales etc.

Secreciones: heridas, bronquiales, etc.

Exámenes: sanguíneos, contenido ascítico, pleural, etc.

Balance hídrico

Es la cuantificación y registro de todos los ingresos y egresos de un paciente, en un tiempo determinado en horas.

Al realizar un balance hídrico se debe conocer: el peso del paciente y la cantidad de horas por las que se calculará el balance.

Por otro lado, se debe recordar que existen factores en el ingreso y egreso que¡ son constantes en todos los pacientes, independientes de su condición de salud, sexo, etc.

El resultado de la resta entre el volumen total de los ingresos versus el total de los egresos, puede ser:

  • Positivo (si los ingresos son mayores que los egresos).
  • Negativo (si los ingresos son menores que los egresos).
  • Neutro ( si los ingresos son iguales a los egresos).
Últimas entradas de Paula Rojas H (ver todo)