Esguince y Luxación

Esguince

Distensión o desgarro de ligamentos por movimientos forzados a nivel de la articulación. Es una lesión caracterizada por daño a los ligamentos que sostienen una articulación, por estiramiento o ruptura brusca, como consecuencia de un estiramiento exagerado de la articulación.

Síntomas

  • Dolor inmediato.
  • Impotencia funcional.
  • Inflamación de la extremidad.

Dolor articular o muscular: la completa o no funcionalidad de la articulación depende directamente del nivel de dolor de la misma.
 

Inflamación: aunque la zona dañada sufra una hinchazón, ésta no afecta a la articulación, al contrario que las luxaciones y fracturas, que deforman y desplazan la articulación de los huesos.
 

Rigidez articular: es común tener dificultad para mover la articulación dado que puede sentir dolor.
 

Hematomas: tienen lugar en la zona inflamada, y se produce al romperse algún vaso sanguíneo. Los hematomas pueden desplazarse y extenderse por la zona afectada, además de ir cambiando de color conforme va desapareciendo.
 

Calor en la zona lesionada: la temperatura aumenta en la zona de la articulación, ya que al acumularse sangre, acumula calor.

 

Primeros Auxilios

Realizar RICE: reposo, hielo, compresión y elevación.

  • Dejar la extremidad en reposo 24 a 48 horas.
  • Aplicar hielo.
  • Fijar la articulación con un vendaje firme.
  • Elevar y apoyar la extremidad lesionada.

Si es necesario, trasladar al accidentado sin apoyar el miembro lesionado.

 

Nunca intente forzar la articulación para lograr otra posición. Aplique una compresa fría en el área de la herida, puede ser hielo envuelto en un pedazo de tela, una bolsa de verdura congelada o una lata de bebida fría, esto reducirá el dolor y la inflamación.

Comprimir con un vendaje

Vendar la zona afectada firmemente, pero no apretado, para limitar el movimiento.

 

 

Elevar la extremidad

Mantener elevada la extremidad afectada por encima del nivel del corazón, solo si esto no genera más dolor.

 

 

Contactar un profesional médico

Es aconsejable acudir al especialista cuando la zona afectada no mejora, el dolor aumenta o la inflamación no desaparece. También es importante llamar al médico si aparecen síntomas de infección como piel enrojecida o fiebre.

Luxación

Lesión de una articulación caracterizada por la pérdida de la relación entre las superficies articulares, existiendo para ello un desgarro de la cápsula articular, como consecuencia de traumatismos o procesos patológicos locales. Es una dislocación de los huesos.

 

Síntomas

  • Dolor inmediato.
  • Imposibilidad de mover la articulación.
  • Equimosis o hematoma.

Primeros Auxilios

  • Localizar la articulación afectada, si sospecha de daño en la espalda, cuello o cadera, no mover a la persona, llamar al número de emergencia y esperar que acudan, sin abandonar a la víctima.
  • Estabilizar la zona afectada (maderas – cartones, etc).
  • Aplicar RICE:
  • Inmovilizar la articulación con cabestrillo o férula improvisada, en la posición que ha quedado cada hueso después del traumatismo.
  • Mantener el miembro afectado en alto.
  • Aplicar paño fríos o hielo sobre la lesión.
  • Una vez asegurada la articulación trasladar al accidentado en forma urgente. 

No hacer:

  • No intentar acomodar los huesos.
  • No aplicar calor en la región.
  • No trasladar sin antes inmovilizar la zona.
Últimas entradas de Paula Rojas H (ver todo)