RCP extrahospitalario en contexto COVID-19

En tiempos de COVID-19, en el lugar de trabajo u hogar, usted puede realizar la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP), a una persona que esté pasando por un (PCR), paro cardiorrespiratorio, usando solo las manos, para ganar tiempo, mientras llega el servicio de emergencia y personal de salud. Al realizar (RCP), se pueden triplicar las tasas de supervivencia de las víctimas.

Realizar lavado de manos con agua y jabón o aplicar alcohol gel.

Verificar que el lugar es seguro, para usted y la víctima, aplicando PAS, proteger, avisar y socorrer.

 

 

Usar guantes y mascarilla para atención del paciente. Si la persona que está inconsciente está sin protección, se le puede colocar una mascarilla, tela o pañuelo, cubriendo sus vías respiratorias. Ante esta situación de pandemia se han de extremar las precauciones y seguridad personal.

 

 

1.Conciencia 

Preguntar si se encuentra bien, moviendo sus hombros, al no haber respuesta, se comprueba que está inconsciente y luego pedir ayuda a otra persona, que consiga un DEA, desfibrilador externo automático.

2.Respiración

No aplicar MES, no acercar su oído ni cara al paciente, para prevenir contagio.

Para verificar si la persona respira, observe durante 10 segundos movimientos respiratorios, solo con ver elevación del tórax.

 

 

Si la persona está inconsciente y no respira, llamar al 131 e informar de lo ocurrido, comunicando que se encuentra con una persona con posible COVID-19 y pedir un DEA, activando el sistema de emergencia y cadena de supervivencia.

 

 

 

Si la persona respira, llamar al 131 y colocar a la persona en (PLS) posición lateral de seguridad, o de recuperación, acompañarlo en todo momento hasta la llegada de personal de salud.

Ubicarse a un costado de la víctima, colocarlo boca arriba, decúbito supino, en una superficie plana y firme.

 

3.Compresiones 

Comenzar las compresiones torácicas, lo antes posible, retirando la ropa del accidentado y ubicando el talón de su mano dominante, en el centro del pecho, en el esternón, con el talón de la otra mano por encima de la primera, entrecruzar los dedos y los brazos rectos.

Realizar 100 a 120 compresiones por minuto, con una profundidad de 5 cm, sin detenerse, hasta que llegue personal de salud especializado.

 

No se realiza ventilación boca a boca, aunque tenga dispositivo de barrera o mascarilla.

 

Si tiene acceso a un DEA, en el lugar, realice una desfibrilación temprana, hasta que llegue la ambulancia.

Después de hacer RCP con compresiones solamente,  realizar lavado de manos con agua y jabón o aplicar alcohol gel.

 

 

 

En caso de que la reanimación cardiopulmonar se haya efectuado en el lugar de trabajo, ponerse en contacto con el Departamento de Prevención de Riesgos de la empresa, para solicitar información de como actuar, en el caso de que la víctima, sea caso sospechoso o confirmado de COVID-19.

 

Últimas entradas de Paula Rojas H (ver todo)