La Escala de Glasgow

Es una importante herramienta que se emplea para cuantificar el nivel de conciencia de un individuo y poder establecer el pronóstico de una lesión en la cual ha ocurrido alguna forma de daño cerebral.

Fue diseñada por dos médicos neurocirujanos en el Hospital de Glasgow, en Inglaterra, de donde viene su nombre, y publicada en 1974. A partir de entonces su uso se difundió a otros hospitales del Reino Unido y posteriormente a nivel global siendo utilizada de forma habitual en los servicios de urgencia.

Parámetros a cuantificar en la Escala de Glasgow

Esta escala permite medir el nivel de conciencia y el estado cognitivo de un individuo evaluando tres aspectos fundamentales como son apertura ocular, respuesta motora y respuesta verbal tras estímulos. El valor máximo es de 15 puntos y corresponde a una persona sin ningún tipo de afectación cerebral, mientras que el mínimo posible es de 3 puntos que es compatible con un estado de coma profundo.

Apertura ocular

Para llevar a cabo la apertura de los ojos es necesario estar despierto y además atento al entorno, esta acción requiere que las neuronas del tallo cerebral, tálamo e hipotálamo así como el sistema reticular se encuentren indemnes para poder ser llevada a cabo. Según el grado de estimulación que sea necesario para obtener esta respuesta se asignara un mayor o menor puntaje a esta categoría, es necesario descartar lesiones que puedan afectar esta respuesta como el traumatismo en los párpados o parálisis de los músculos faciales para evitar un error en la medición de este parámetro en la escala.

Respuesta verbal

La respuesta verbal abarca dos procesos fundamentales, la capacidad tanto de comprender la instrucción como la de dar una respuesta. Esta parte de la escala evalúa el nivel de alerta y la conciencia de sí mismo y su entorno, pudiendo además identificar si hay lesiones en los centros del lenguaje.

Respuesta motora

Esta parte de la escala evalúa la función cerebral global y la integración de las diversas áreas, abarca un mayor puntaje. Inicialmente debe darse órdenes sencillas y evaluar la respuesta, en el caso de que no obedezca órdenes se deben aplicar estímulos dolorosos para evaluar si hay algún tipo de movimiento.

Interpretación de la Escala de Glasgow

Esta escala fue creada inicialmente para cuantificar el daño cerebral en pacientes que habían sufrido traumatismos craneoencefálicos, principalmente por caídas, accidentes automovilísticos, heridas por arma de fuego. Sin embargo en la actualidad, su uso se extiende a todos los pacientes en los que sea necesario evaluar la integridad de las funciones del cerebro.

Los puntajes obtenidos en esta escala pueden verse afectados por factores como la ingesta de alcohol, efecto de drogas y medicamentos sedantes.

La aplicación de la escala debe ser llevada a cabo en las primeras 24 horas y posteriormente de forma periódica, con lo que se podrá identificar precozmente cualquier deterioro o mejoría en las condiciones del paciente.

 

RESPUESTA
OCULAR
PuntuaciónRESPUESTA
VERBAL
PuntuaciónRESPUESTA
MOTORA
Puntuación
Espontánea4Orientado5Obedece órdenes6
Orden verbal3Confuso4Localiza dolor5
Estímulo doloroso 2Palabras inapropiadas3Retirada 4
Ninguna respuesta1Sonidos incomprensibles2Flexión 3
Ninguna respuesta1Extensión 2
Ninguna respuesta1

 

 

 

 

Últimas entradas de Paula Rojas H (ver todo)